jueves, 26 de abril de 2007

¡Apareció la Virgen de Guadalupe en un ramo de rosas!


* Su imagen impregnada en doce flores
* Cientos de personas acuden a venerarla


Camilo Hernández Santiago/ Corresponsal en Tuxpan

Tuxpan, Veracruz.- Un acto de fe y esperanza para los tuxpeños ha aparecido milagrosamente y surge justo cuando se viven tiempos violentos en todo el país. Es la Virgen de Guadalupe que reafirma su existencia entre los creyentes, curiosamente a dos semanas de celebrarse el Día de las Madres.
En la calle 10 de Mayo de la colonia 6 de Enero de éste municipio, se ubica la casa de la señora Gloria Jarillo Cobos, quien narró a OPCION DE VERACRUZ el asombroso milagro. Ella compró dos ramos de rosas rojas en un tianguis de Poza Rica, lo hizo en fechas diferentes, uno en noviembre y otro en diciembre, y permanecieron a lo largo de cinco meses adornando, primero la mesa de su hogar, después colocó el florero en la parte superior del refrigerador.
Fue su hija Nerida Luz Sosa Jarillo, quien el sábado pasado alrededor de las nueve de la mañana cuando al tomar el frasco de sus pastillas colocado por un lado de florero, se dio cuenta de la aparición de la Virgen.
La imagen de la Morenita del Tepeyac está impregnada en las doce flores, dos veces en cada una, es decir, hay 24 imágenes que tienen similitud, pero al verlas detenidamente muestran algunas diferencias. Por ejemplo, hay una que es “blanca” y otras es más “morena”, y la mayoría tiene la combinación de tonos rojo y verde. Estos son elementos suficientes para hacer una reflexión, pues sí se tratara de un sello impreso, las imágenes serían idénticas.
Se alcanza a distinguir el rostro, la figura de las manos entrelazadas, tal cual imagen de la Virgen que la grey católica venera en las Iglesias, estatuillas o cuadros que tienen en sus casas. Pero hay algo que llama todavía más la atención, tiene marcado finamente el “resplandor”, rayitas de color blanco a su alrededor.
Desde la milagrosa aparición, han visitado el hogar de la familia Sosa Jarillo centenares de personas, quienes hacen oración y encienden velas a las 24 Virgencitas. Personal del Obispado acudió al lugar y tomó algunas fotografías como evidencia que habrá de ser analizada por las Autoridades Eclesiásticas.
La señora Gloria Jarillo Cobos, quien es católica y venera a la Virgen de Guadalupe desde hace muchos años, se dice sorprendida por éste que llama “milagro divino”, pues no le encuentra otra respuesta. Las flores las tuvo durante mucho tiempo en el comedor, y jamás nadie le vio ninguna imagen, fue hasta el sábado 21 de abril que su hija Nerida Luz las descubrió.
“Sentí una gran emoción, me parece un milagro. Yo siempre le pido a la Virgencita por mis tres hijos, y pienso que eligió a mi hija Nerida porque ella padece epilepsia, y por mi hijo Alberto Sosa Jarillo, a quien no veo desde hace 10 años, pues se fue a trabajar a Los Angeles, California, por eso siempre le pido a la Virgen de Guadalupe que lo cuide a él y a todos los migrantes mexicanos”; dijo en entrevista Gloria Jarillo.
Con el asombro todavía en sus ojos, indicó que las puertas de su casa están abiertas para toda aquella persona creyente que quiera ofrendar flores, veladoras o hacerle oración a la Virgen, “porque a nadie le puedo negar eso”, expresó.
Desde la aparición, comentó que le han hecho rosarios a la Virgen en un altar que ha colocado en el interior de su hogar. Y posiblemente los sábados a las ocho de la mañana realizarán los rosarios acostumbrados en su colonia ahí mismo.
Tanto ella como su hija, piensan que tal vez uno de los mensajes de la Virgen del Tepeyac sea la necesidad de que en la colonia 6 de Enero donde tiene 12 años de vivir con su familia, se construya una Capilla para que su imagen pueda ser venerada.
Reconoce que han acudido personas que no creen, y esto llega a incomodarle, pero amen de ello, da gracias a la Santísima Virgen de haber colmado su hogar con ésta bendición, pues para ello hoy y siempre será un “milagro”.
Este sin lugar a dudas es un caso asombroso por varias razones “inexplicables”, y que curiosamente surge cuando la fe necesita fortalecerse, época difícil en la que las creencias religiosas retoman capital importancia. Hecho inédito en Tuxpan a tan sólo unos días de que las Madrecitas estén de festejo, y para quienes creen en las coincidencias, la Virgen de Guadalupe apareció exactamente en una casa ubicada en la calle 10 de Mayo, a manera de regalo para todas ellas, más aún para la señora Gloria Jarillo, quien junto con su familia tendrá otra buena razón para celebrar su día a lado de los suyos y refrendar la fe.