miércoles, 11 de abril de 2007

Crímenes a periodistas, atentados en contra de la libertad de prensa: Del Río Virgen


* 33 periodistas asesinados en el país en los últimos 7 años

* El caso de Raúl Gibb aún sin resolución

México. D.F.- El asesinato del corresponsal de Televisa en Acapulco, Amado Ramírez, sólo es una muestra del ambiente que se vive en el país en contra de la libertad de expresión consideró el diputado federal por Convergencia, José Manuel del Río Virgen quien recordó que aún continúan en la impunidad, crímenes de periodistas en todos los estados del país.

Entre dichos crímenes, recalcó, se encuentra la muerte sin resolver del periodista Raúl Gibb Guerrero, ex director del diario “La opinión de Poza Rica”, quien fuera asesinado el 8 de abril de 2005 y sin que hasta el momento las autoridades de la PGR hayan detenido a los autores materiales o intelectuales.

"Raúl Gibb dejó como legado su invaluable obra periodística. Fue un incansable luchador social y portador digno de la libertad de expresión, pero sobre todo quedara perenne su gran calidad humana", sostuvo el legislador de origen veracruzano.

Tan sólo del 2000 al 2007, señaló, se han registrado 33 muertes de comunicadores en diferentes partes de la República Mexicana, mismos que suman ya con la muerte de Amado Ramírez Dillanes, la cantidad de 67 periodistas caídos desde 1983 y según la Organización de Estados Americanos (OEA), en el 2006 se registraron 19 de estos homicidios.

El integrante de la Comisión de Justicia en el Congreso de la Unión, coincidió con el organismo internacional en que el aumento registrado durante el año en los asesinatos de comunicadores en la región continúa junto con la persistente impunidad en que quedan tanto estos homicidios como las agresiones y amenazas a periodistas.

Con el fin de evitar asesinatos de más reporteros, la PGR debe investigar a fondo las agresiones a los comunicadores, advirtió, por lo que instó a las autoridades competentes a tomar cuanto antes, todas las medidas a su alcance para investigar y hacer justicia en los casos de asesinatos, agresiones y amenazas, así como para diseñar políticas públicas de protección y fortalecimiento del derecho a la libertad de expresión.

Dijo que es necesario dar protección y seguridad a los periodistas para que puedan cumplir con su importante labor de informar el acontecer de la vida nacional, “no es posible que se atente contra los informadores que son los principales ojos de la sociedad, que son vigilantes del desarrollo y acción de las autoridades", puntualizó.