sábado, 21 de abril de 2007

EN EL PAÍS NADIE RESPETA EL PRECIO OFICIAL DE LA TORTILLA: DEL RÍO VIRGEN


*Necesario evaluar el desempeño de los secretarios de Economía y Desarrollo Social

Opción de Veracruz Virtual

De nada ha servido que las autoridades federales y estatales hayan implementado un precio oficial al precio del kilo de tortilla, toda vez que los productores de maíz y los molineros, con maniobras fuera de la Ley, evitan que se respete el importe del producto, denunció el diputado de Convergencia, José Manuel del Río Virgen.
"En otros estados he oído que gobernadores dicen que el precio de la tortilla lo van a poner en seis pesos, hoy escucho que el gobierno del Distrito Federal tiene un esquema que parece atractivo, escucho también y veo que el gobierno de la República tiene un precio de 8.50 pesos, pero la realidad es que en ninguna parte del país se respetan los 8.50, ni los siete, ni los 6.50 que ofrecen algunos gobernadores. Son posiciones mediáticas".
Aseveró que el Gobierno Federal y el Congreso tienen que actuar conjuntamente para detener el incremento en el precio de la tortilla, y obligar a que molineros, productores de maíz, vendedores de tortilla unifiquen el precio de la tortilla para que sea accesible a todos los mexicanos.El político veracruzano señaló que sería un crimen que los habitantes de Totonacapan, Papantla y las zonas indígenas como, Macatlancho, Matlán, Sosocolco, Coyutla paguen los 8.50 por el kilo de tortilla cuando apenas ganan 20 pesos diarios.
Eel Congreso de la Unión ha cumplido con su trabajo aprobando mayores recursos, manifestó, sin embargo dijo, que los partidos mayoritarios se preocupan más por beneficiar sus intereses particulares que por apoyar a los que menos tienen. "El Congreso se ha preocupado por destinar mayores recursos para el campo, y ahora tiene que comprometer para que el acuerdo de colaboración entre poderes resuelva la problemática que tenemos y dejen atrás los partidotes sus intereses particulares".
Del Río Virgen dejó abierta la posibilidad de que el presidente Felipe Calderón evalúe el trabajo del secretario de Economía Eduardo Sojo y de la secretaria de Desarrollo Social Beatriz Zavala Peniche, ya que hasta el momento no han respondido a las expectativas al frente de sus respectivas dependencias.
"Me preocupa la actitud del secretario de Economía porque él se manifiesta en sentido exactamente contrario a lo que está haciendo el presidente Felipe Calderón y a veces manifiesta que no puede ni siquiera mantener algunas cosas y que necesariamente tiene que intervenir al presidente de la República".
Apuntó que los grandes partidos no pueden apostar porque le vaya mal a las políticas públicas implementadas por el gobierno federal, para obtener beneficios personales, ya que estas tienen la misión de contribuir a mejorar el nivel de vida de las clases más necesitadas.