martes, 1 de mayo de 2007

Colapsado el sistema de justicia laboral mexicano: Del Río Virgen

*Necesario un acuerdo entre el Poder Judicial y Legislativo para atender los 150 mil amparos en contra de la Ley del ISSSTE
Opción de Veracruz Virtual
México D.F.- Los 150 mil amparos interpuestos en contra de la recién aprobada Ley del ISSSTE provocarán una "crisis administrativa" en el Poder Judicial de la Federación, ya que saturarán la capacidad de los juzgados para responder cada uno de los juicios de garantías interpuestos en contra de la mencionada legislación, consideró el diputado federal por Convergencia, José Manuel del Río Virgen.
"Esta ola de amparos ocasionará un rezago 10 años en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por lo que nuestro sistema judicial mexicano se verá congelado ante la enorme cantidad de procesos", señaló al proponer concretar un acuerdo entre el Poder Judicial de la Federación y el Congreso de la Unión para realizar modificaciones que permitan evitar este conflicto considerado como la más grande impugnación judicial en contra de una reforma de ley.
Indicó que las demandas laborales no pueden ser atendidas por los juzgados de distrito en materia de amparo, por lo que comentó que es necesario entrar en auxilio de los impartidotes de justicia, ya que de no hacerlo, se violará la garantía del resto de los mexicanos que quieran justicia pronta y expedita en casos de otra índole.
El integrante de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados sostuvo que para evitar una parálisis del Sistema de Justicia laboral, es indispensable que los amparos cuyos promoventes tienen su domicilio radicado en otros estados de la República, deberán ser enviados a los juzgados de sus respectivas entidades.
En entrevista, Del Río Virgen consideró que los 150 mil amparos en contra de la Ley del ISSSTE son una manifestación válida, sin embargo mencionó no se debe ocasionar una crisis en la Suprema Corte debido a que otras personas que necesiten la protección de la justicia federal se verán afectados por la enorme carga de trabajo de los jueces.
"Es el momento de la solidaridad con el Poder Judicial Federal y atender a quienes demandan justicia laboral pues la interposición de amparos a la Ley del ISSSTE afecta la petición de justicia laboral por despidos injustificados, reinstalaciones laborales, así como hacer anulatoria el derecho constitucional del artículo 123 pues la Suprema Corte", dijo, pues en estos momentos, consideró, se esta colapsando con alrededor de 150 mil amparos, "no es justo que el Poder Judicial se vea colapsado con una medida como esa", puntualizó.