Recuperan audición con programas de salud del DIF estatal


* Mejoran su vida y agradecen respaldo de Karime Macías


Mónica Tejeda Hernández
Xalapa, Veracruz

La pérdida del oído puede prevenirse si se atiende a tiempo. Sin embargo, para quienes viven con sordera de nacimiento o el daño es irreversible, el DIF estatal tiene una opción: el programa de aparatos auditivos, una de las acciones de mayor promoción y que impulsa la presidenta del patronato, señora Karime Macías de Duarte.
En esta ocasión fueron 40 pacientes, la mayoría adultos mayores, quienes recibieron 47 auxiliares aparatos auditivos; algunos requirieron equipos para ambos oídos.
Clara Luz Lagunes Velázquez, promotora estatal de Atención a Personas con Discapacidad, explicó que hay personas que viven con sordera de nacimiento y quienes la contraen por alguna infección no tratada. “Se la dejan y cuando busca atención es porque el problema ya avanzó. Empiezan con infecciones en la garganta y de ahí surgen complicaciones como la pérdida de la audición”.
Por ello, el DIF estatal lanzó el llamado para que cuiden su salud. “Cuando presenten una infección, acudan a su médico para recibir el tratamiento adecuado” dijo la funcionaria.
Otra acción prioritaria es que aquellos pacientes que recibieron el aparato auditivo acudan a sus terapias, pues es necesario dar seguimiento y cuidar el aditamento auditivo, no mojarlo y seguir las instrucciones que dan los especialistas.
Recibieron este beneficio pacientes de doce municipios: Xalapa, Cosoleacaque, Actopan, Atzalan, Coatepec, Cosautlán, Coacoatzintla, Emiliano Zapata, Misantla, Naolinco, Quimixtlán, Santiago Tuxtla y Tepetlán, quienes acudieron al Centro de Rehabilitación y Educación Especial (Cree) del DIF estatal para recibir el aparato auditivo totalmente gratuito. Quienes tienen posibilidades aportaron la tercera parte; el resto es cubierto por el DIF municipal y el estatal.
Doña Antonia López mostró alegría cuando volvió a escuchar. Tiene 65 años de edad y con el paso de los años perdió poco a poco la audición. “Sentía una tristeza muy grande. Hablaban enfrente de mí y no me daba cuenta; mejor me apartaba para no hacer estorbo porque no oía. A veces me ponía a llorar, porque sentía feo. Pero ahorita ya escuché, muchas gracias”.
Su hija Ángeles, quien la acompañó desde la comunidad de Tallohuaya, en Atzalan, también estaba feliz. “Desde hace tiempo no escuchaba. Íbamos en la calle pero no podíamos platicar, tenía uno que estar sentado frente de ella. Tan bonito que es platicar con la mamá. Tampoco podía salir sola porque podía pasar algún carro, no escucharlo y pasarle algo. Pero ahora ya estamos más tranquilos porque ya oye”.
No faltaron los agradecimientos a la esposa del Gobernador, señora Karime Macías de Duarte, por su gestión y apoyo a las personas que más necesitan estos programas.
Quienes por primera vez escucharon deberán seguir el tratamiento de terapia del lenguaje, como Clementina Hernández, una mujer de 38 años de edad, quien, acompañada por su mamá, doña Justina Pazos, salió feliz porque en el DIF encontraron la ayuda que por años buscaron. “Fuimos a varios hospitales en México y siempre daban prioridad a los niños. Hasta que llegamos aquí e inmediato nos dijeron que sí”.

Lo más leído en opciondeveracruz.com