martes, 23 de abril de 2013

Expropian equipo médico de Finamed en hospitales veracruzanos

* La administración estatal no puede permitir la suspensión de los servicios y poner en peligro la vida de miles de veracruzanos que son atendidos en 11 hospitales, afirma Nemi Dib
* Son decisiones serias y completamente apegadas a derecho, conforme lo marca la legislación federal y estatal, señaló el Procurador Fiscal de la Sefiplan

Opción de Veracruz Virtual
Xalapa, Veracruz

Por incurrir en violaciones al contrato, el Gobierno del Estado expropió el equipo médico que Finamed tenía en 11 hospitales para la prestación de servicios complementarios de salud, pues la administración estatal no permitirá que una empresa suspenda sus servicios y ponga en riesgo la vida de miles de veracruzanos.
El secretario de Salud, Juan Antonio Nemi Dib, informó que partir de ahora el equipamiento de Finamed será operado por la dependencia a su cargo, y su valor será cubierto a los precios actuales de acuerdo con las fórmulas establecidas en la ley.
Recordó que la administración estatal firmó un contrato con Finamed SA de CV en 2008 por una vigencia de 12 años, tal y como autorizó el Congreso del Estado para complementar la atención en cirugía cardiovascular, hemodinamia, equipamiento para quirófanos y hemodiálisis, entre otros.
Sin embargo, en últimas fechas, la empresa incurrió en una serie de violaciones al propio contrato como la falta de equipamiento suficiente, incumplimiento en algunos servicios comprometidos y, de manera muy particular, la pretensión de cobros improcedentes de aproximadamente 530 millones de pesos a la Secretaría de Salud y los Servicios de Salud de Veracruz (Sesver).
Dijo que en diversas ocasiones se intentó negociar con la empresa para que se ajustaran al cumplimiento de lo pactado, previas reuniones, incluso con la presencia de un notario público para acreditar el interés del Gobierno del Estado y la disposición para cumplir, bilateralmente, este contrato.
Ante la negativa de revisar pasivos y la falta de voluntad para mejorar la calidad en sus servicios y cumplir lo pactado, la administración estatal determinó cancelar el contrato y expropiar los bienes, pues una empresa no puede poner en peligro la vida de miles de veracruzanos que son atendidos en los hospitales de Tuxpan, Poza Rica, Martínez de la Torre, Veracruz, Río Blanco, Yanga, Tierra Blanca, San Andrés Tuxtla y Coatzacoalcos.
A su vez, el contralor general del estado, Iván López Hernández, subrayó que, por instrucciones del gobernador Javier Duarte de Ochoa, la dependencia a su cargo supervisará permanentemente que los servicios de salud y la atención a los veracruzanos esté garantizada, “como responsable dentro de la administración en lo que corresponda a los bienes que se incluyen dentro de este asunto que hoy nos da a conocer la Secretaría de Salud, y en cuanto a lo que corresponda a las evidencias legales”.
El procurador fiscal, José Ramón Cárdeno Shaadi, aseguró que este procedimiento tiene sustento legal y respetará los derechos de los particulares.
Explicó que la Secretaría de Salud solicitó “por conducto de la Dirección General de Patrimonio del Estado a la Secretaría de Finanzas y Planeación que se lleven a cabo todos y cada uno de los procedimientos que marca la Ley de Expropiación”.
También estuvieron los directores de Patrimonio del Estado, Antonio Gómez Anell; del Jurídico de la Secretaría de Salud, José Raúl Bala Reyes, y de Atención Médica, Javier Guevara Arenas.