domingo, 27 de abril de 2014

Cañeros de Veracruz siguen en crisis

Opción de Veracruz Virtual
Xalapa, Veracruz

La crisis del sector cañero aún no toca fondo, dijo el líder estatal de cañeros de la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR), Ángel Gómez Tapia, al asegurar que el precio por bulto del endulzante de 50 kilos se encuentra por arriba de los 400 pesos, en comparación de los 270 pesos del año pasado.
Sin embargo, dijo que este precio no es suficiente para satisfacer la necesidad de los productores y abundó que la sobreproducción se mantiene como el principal problema.
Advirtió que es necesario que la federación, el Estado y productores cañeros se unan en busca de un diseño estratégico que permita apuntalar la economía del sector nacional y en especial de Veracruz por ser el principal productor nacional en la materia.
Agregó los productores de caña de la entidad requieren de mil millones de pesos para compensar la caída que sufrieron desde la zafra pasada de 2013.
Incluso, aseguró que harán un planteamiento al gobernador Javier Duarte de Ochoa para que con base en la política federal se otorguen mayores respaldos al campo y con ello sacar adelante la industria azucarera.
Manifestó que en caso de no recibir apoyo los valores de caña estarían muy por abajo del precio de equilibrio y que esta situación provocaría que la agroindustria deje de ser rentable.
A pesar de que el precio del azúcar en la actualidad es aceptable los cañeros no descartan que dentro de poco se sufra una grave crisis, peor a la de septiembre de 2013 que impedirá a los productores satisfacer sus necesidades de alimentación, salud, vestido y escuela en beneficio de sus familias.
Dijo que en este año se cuenta con un indicador del precio de referencia a la baja de entre un 10 y un 15 por ciento, pues existen bajos rendimiento en el campo por la mala fertilización del ciclo 2013-2014, sin omitir que las condiciones del clima no han favorecido a la maduración de los cultivos de la gramínea.
Manifestó que la agroindustria sufre por el bajo rendimiento en fábrica, en el campo y por el bajo precio de referencia, lo que diariamente atenta drásticamente contra este sector.
Finalmente, advirtió que actualmente se puede llegar a un estatus de crisis extrema, por lo que se requiere de la intervención de todos los niveles de gobierno en busca de soluciones antes de que la problemática que sufre el sector toque fondo con dificultad de recuperarse.