sábado, 26 de abril de 2014

Cerdos de Veracruz a salvo de diarrea porcina

Opción de Veracruz Virtual
Xalapa, Veracruz 

La porcicultura veracruzana se encuentra protegida contra el Virus de la Diarrea Porcina que actualmente afecta a un 10 por ciento de la producción en Estados Unidos, dijo José Luis Caram Inclán, presidente de la Confederación Nacional de Porcicultores.
Destacó que a nivel nacional se han implementado medidas de bioseguridad para aplicar un blindaje a la porcicultura del país con tal de evitar que contraiga enfermedades como el Virus de la Diarrea Porcina o PEDV, por sus siglas en inglés que significan Porcine Epidemic Diarrhea Virus.
Abundó que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) ha desarrollado una serie de barridos sanitarios en coordinación de los Comités de Fomento, uniones y asociaciones de porcicultores, para prevenir en la mayor medida posible la presencia del virus en todo México.
Las estrategias de prevención no han pasado por alto en la Entidad, donde a la fecha el ganado porcino se encuentra libre de PEDV, destacó.
Manifestó que desde 2013 se reforzaron las medidas de sanidad animal en todas las fronteras y en las entradas y salidas de animales en pie y productos procesados, lo que fue favorable para que al término del primer trimestre de 2014 las exportaciones incrementaran en un 10 por ciento en comparación del año pasado. El balance total de exportaciones fue de 84 mil toneladas y el 95 por ciento correspondieron a Sonora.
Reconoció que el PEDV podría o pudo haber tenido presencia en alguna granja del país, pero aclaró que su impacto no ha sido perceptible y que a la fecha no se cuenta con repercusiones que afecten a la porcicultura de México.
No obstante, reconoció la importancia de fortalecer con el apoyo del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaría (Senasica) los diferentes controles en la movilización de ganado y los cordones cuarentenarios para que se pueda brindar una mayor información, oportuna y confiable, a todos los porcicultores para que puedan implementar las medidas de biodiversidad den sus granjas.
Finalmente, explicó que Estados Unidos y Canadá son focos de la PEDV, la primera nación desde mayo de 2013 y el segundo a partir de este año. La enfermedad podría acabar con la porcicultura de cualquier nación si no se controla a tiempo, lo que obliga a México a extremar precauciones con la introducción de este ganado o sus derivados provenientes en especial del vecino país del norte.