viernes, 23 de mayo de 2014

Manifestaciones convierten a Xalapa en una ciudad neurótica


  • Cuenta además con otros factores para que sus habitantes desarrollen con frecuencia este padecimiento

Opción de Veracruz Virtual
Xalapa, Ver.


La violencia verbal y la física son algunas de las complicaciones de una neurosis no atendida o mal tratada en personas que sufren este trastorno provocado en su mayoría por la presión social, sostuvo la encargada de la jefatura del Hospital de Salud Mental, Constancia Méndez Hernández, luego de advertir que Xalapa cuenta con factores fundamentales para desarrollar este padecimiento entre sus habitantes.
Explicó que en conjunto, los factores ambientales y sociales de esta capital, así como las altas temperaturas, el intenso tráfico y las manifestaciones, podrían desencadenarla. Lo mismo sucede en las grandes ciudades del Estado y de todo el país. 
Actualmente se cuenta con diferentes alternativas para atender y tratar la neurosis en cada una de las jurisdicciones sanitarias de la entidad. El apoyo puede ser a nivel psicoterapéutico con la intervención grupal de relajación y ejercicios o por medio de fármacos para regular el estado de ánimo de los pacientes.
Dijo que la neurosis se ha definido como un trastorno que afecta las diferentes funciones adaptativas de las personas y puede manifestarse a través del estrés la ansiedad y la depresión, entre otros síntomas generales que provocan la desadaptación en sus diferentes ámbitos.
La neurosis también puede presentarse entre los habitantes de las zonas rurales, pero a menor escala, pues de acuerdo con la psicóloga este tipo de trastorno se da con mayor intensidad en las ciudades con trafico excesivo, las manifestaciones con bloqueo de calles y avenidas o donde las múltiples actividades influyen para desarrollar síntomas de ansiedad y estrés.
Advirtió que no todos quienes llegan a desarrollar neurosis lo reconocen para buscar ayuda de manera oportuna, por lo que al carecer de intervención especializada pueden disminuir en su rendimiento laboral, sufrir depresión, sueño, estrés, irritabilidad y, en caso extremo, ser agresivo y violentos con sus semejantes.
Este tipo de trastorno también necesita del apoyo familiar como alternativa de tratamiento, pues a pesar de que los fármacos regulan la ansiedad y el estado de ánimo en general siempre se necesita de un tratamiento psicoterapéutico.
Finalmente, exhortó a quienes puedan padecer neurosis, incluso a sus familiares, a buscar apoyo oportuno y especializado lo más pronto posible y con ello evitar las complicaciones graves de este padecimiento.