viernes, 13 de junio de 2014

Niños y niñas de Xalapa marchan en contra de la explotación laboral infantil

Opción de Veracruz Virtual 
Xalapa, Veracruz

Pequeños de 17 jardines de niños marcharon por calle Enríquez para protestar en contra de la explotación laboral infantil en el marco del Día Internacional contra el Trabajo Infantil. 
Los pequeños, algunos disfrazados de payasos y todos acompañados de sus padres y educadoras, llevaban globos que simbolizaban su libertad, su inocencia y su derecho a una vida y desarrollo sano.
Por su parte el director del DIF municipal, Adolfo Toss Capistrán, sostuvo que en esta capital se trabaja arduamente para evitar que los niños trabajen y se expongan en los cruceros de la ciudad. A la fecha se han detectado 57 menores que laboran en esas condiciones y del total un 75 por ciento provienen de otros estados.
Los niños también levantaron pancartas con dibujos elaborados por ellos mismos para demostrar su repudio en contra de la explotación laboral. La marche se llevó a cabo con dirección al parque Juárez, donde fueron recibidos por el alcalde Américo Zúñiga Martínez.
La marcha de los pequeños interrumpió parcialmente el tráfico vehicular sin que las afectaciones fueran mayores, pues los niños y sus acompañantes sólo transitaron sobre el tramo del Callejón del Diamante al parque Juárez.
El director del DIF municipal destacó que en el municipio se cuenta con una excelente relación con la asociación “Matraca” para apoyar a los niños trabajadores en situación de calle.
Señaló que el acercamiento con los niños trabajadores consiste en identificar cuántos tienen acceso a la educación, pues se sabe que la mayoría no van a la escuela.
Sostuvo que la cifra de niños en cruceros no ha variado desde que inició la presente administración local y que por ello no se han cesado las acciones desarrolladas a través del DIF municipal y las organizaciones civiles para controlar este fenómeno.
Finalmente, citó que no es lo idóneo ideal que los niños trabajen en la calle y advirtió que al tratarse de una realidad es necesario atenderla de manera institucional entre los tres niveles de gobierno.