lunes, 21 de julio de 2014

Calidad del aire de Xalapa y Minatitlán están en fase de deterioro importante

Opción de Veracruz Virtual
Xalapa, Ver.


La calidad del aire en Xalapa y Minatitlán ha entrado en fase de deterioro importante, dijo el secretario de Medio Ambiente, Víctor Alvarado Martínez.
Aseguró que su declaración se basa en estudios y análisis de la red de monitoreo para la calidad del aire que se instaló desde hace más de un año y medio, lo que obliga a no descuidar el tema y buscar prontas soluciones
Sostuvo que los municipios con calidad del aire deteriorada son Xalapa con un estudio de partículas suspendidas menores a 10 y 2.5 micras y Minatitlán que fue se calificado en materia de ozono.
Los estudios incluirán monitoreos de Veracruz, Poza Rica, Córdoba y Orizaba y se sumarán a la red de monitoreo del gobierno federal a través del Sistema Nacional de Calidad del Aire, de acuerdo con el funcionario estatal.
Entrevistado, destacó la importancia de realizar las reformas a las Leyes de Protección Ambiental y de Tránsito y Transporte, además del Código Financiero para crear los verificentros.
Advirtió que se trata de características de la atmósfera que pueden representar un riesgo a la salud de la población mayúsculo en caso de no atender la problemática de inmediato
Abundó que las nuevas modificaciones legales generan obligatoriedad para verificar el transporte y con ello lograr avances sustantivos en la calidad del aire y la protección a la salud de los veracruzanos.
Además, sostuvo que con estas modificaciones se fortalece el Fondo Ambiental Veracruzano debido a que los recursos obtenidos por las verificaciones se le aportarán al cien por ciento y con ello beneficiar a las comunidades y a las organizaciones que trabajan con proyectos para mejorar el medio ambiente.
Señaló que la medida obliga al gobierno estatal a conformar su programa de gestión integral de la calidad del aire que atenderá tanto las emisiones de fuentes vehiculares como la disminución de los contaminantes a través de fuente fijas.
Finalmente, comentó que el temor de los verificadores de quedarse sin trabajo a causa de esta reforma está de más, pues dijo que ninguno de los centros de verificación actuales desaparecerá, pues sólo requieren pasar por una transición.