jueves, 3 de julio de 2014

Podar árboles no es la solución para evitar accidentes: Inecol

Opción de Veracruz Virtual
Xalapa, Ver.


El director del Instituto de Ecología (Inecol), Martín Aluja Schuneman Hofer, advirtió que la tala indiscriminada de árboles en escuelas a causa del incidente que cobró la vida a una alumna de la Secundaria Técnica número 3 es un grave error, pues dijo que esta medida va en contra de las acciones de reforestación en la entidad.
Dijo que en lugar de quitar árboles es necesario sembrar más y desarrollar estrategias de vigilancia para garantizar que las plantas cuenten con raíces firmes y sólidas para prevenir accidentes.
Incluso, dijo que ese incidente se pudo haber evitado con el simple hecho de haber revisado con tiempo las raíces y la estructura del árbol.
Pidió a las autoridades estatal y local, respectivamente, poner un alto a la erradicación de árboles de las escuelas al recalcar que en lugar de acabarlos lo mejor es analizarlos para conocer su situación y con ello extremar precauciones.
Destacó que los árboles no representan peligro alguno para la población, pues basta con desarrollar una revisión constante de la vegetación, en especial de los árboles para evitar situaciones de riesgo.
El investigador agregó que en lugar de talar los árboles de las escuelas es necesario plantar más y dejar de acusarlos de cualquier tragedia, pues reiteró que no por descuidos de la sociedad sean considerados como enemigos de la población.
Explicó que para conocer las condiciones de los árboles es necesario conocer si su sistema radicular está sano, si no tiene afectaciones por hongos, si su tronco no está enfermo o dañado sano, si sus ramas están fuertes y procurar la poda de sus copas.
Sostuvo que los investigadores del Inecol se encuentran dispuestos a brindar asesoría y apoyar con cuadrillas en las escuelas de todo el estado para enseñarles cómo llevar a cabo la revisión de árboles.
Incluso, señaló que el Instituto de Ecología se ha esmerado en promover una cultura de cuidado de los árboles al reiterar que no hay un solo ejemplar que represente un peligro para la sociedad.
Por último, recalcó que las escuelas necesitan más árboles para mejorar la calidad del aire y que para ello basta con cuidarlos para asegurarse de que se trate de plantas sanas y fuertes.