martes, 29 de julio de 2014

Trabajadores de la Salud acusan inequidad en entrega de plazas

Opción de Veracruz Virtual
Xalapa, Ver.



Trabajadores de la Secretaría de Salud se manifestaron nuevamente en la plazoleta Lerdo para insistir en la entrega de plazas laborales de forma equitativa entre los agremiados de todas las bases sindicales en la entidad.
Los inconformes bloquearon la calle Enríquez para demostrar su descontento en contra del supuesto interés de las autoridades estatales de beneficiar únicamente al sindicato con mayoría en el contrato colectivo.
Señalaron que las plazas deben entregarse sin condiciones entre todos los trabajadores, por lo que recalcaron que es necesario que las autoridades sean justas e imparciales en el proceso de homologación.
De acuerdo con Francisco de Martín Cortés Hernández, secretario de Revisión y Propaganda del Sindicato Estatal de Trabajadores del Servicio de Salud de Veracruz (Setssv), la inconformidad de los trabajadores se debe a que las plazas se encuentran destinadas en su mayoría para los trabajadores de la Sección 26 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (Sntss).
Abundó que al tratarse del sindicato mayoritario gran parte de las bases podrían ser absorbidas por sus agremiados y dejar fuera a los empleados de otras organizaciones sindicales que durante años han batallado en busca de la homologación salarial.
Médicos, enfermeras y personal vectores, entre otros profesionales de la salud y adheridos nueve sindicatos de todo el estado, se unieron a la manifestación para pedir el respeto a sus organizaciones y exigir ser considerados en la entrega de plazas.
Los inconformes dijeron que han tratado el tema con las autoridades de Salud, quienes les aseguraron que realizarían los trámites necesarios para que las bases sean otorgadas de manera equitativa entre todos los trabadores de contrato, sin tomar en cuenta a qué sindicato pertenecen.
Además, los trabajadores de la salud bloquearon y colocaron pancartas sobre la calle Enríquez para hacer más notoria su inconformidad. El tráfico vehicular no tardó en complicarse en el primer cuadro de la ciudad y las afectaciones fueron notorias en arterias aledañas como Ávila Camacho, Úrsulo Galván y Allende, entre otras.
Los quejosos fueron atendidos por el personal de la Dirección General de Política Regional del Estado, quienes para lograr que liberaran la vialidad se comprometieron a gestionar una audiencia con el gobernador; Javier Duarte de Ochoa, para que sus demandas sean escuchadas en busca de soluciones.