miércoles, 27 de agosto de 2014

Cardenistas cumplen su amenaza y cierran el centro

Opción de Veracruz Virtual
Xalapa, Ver.



Militantes del partido cardenista se plantaron en la plaza Lerdo y bloquearon la calle Enríquez para protestar en contra de los gasolinazo y exigir a las autoridades estatales analizar el desempeño de algunos funcionarios y secretarios de despacho al recalcar que a causa de su pereza el desarrollo del estado se encuentra estancado.
Los cardenistas, respaldados por su dirigente Antonio Luna Andrade, llegaron desde las 8:30 horas al primer cuadro de la ciudad y estacionaron sus autobuses sobre Lucio, Clavijero y Enríquez, lo que ocasionó un tremendo caos vehicular en la zona centro y que incluso complicó el paso de dos ambulancias que quedaron atrapadas en el embotellamiento.
Los cardenistas utilizaron altavoces y pancartas para protestar en la plaza Lerdo y bloquear Enríquez. Exigieron ser atendidos por las autoridades estatales y advirtieron que en caso de no recibir una respuesta favorable toda la militancia se encuentra dispuesta a iniciar una huelga de hambre en la que participarán él y al menos 100 de sus agremiados.
El movimiento de los cardenistas paralizó la circulación vehicular en la zona centro y tuvo repercusiones en otras calles y avenidas como 20 de Noviembre, Américas, Úrsulo Galván, Allende, Murillo Vidal y Allende, entre otras.
Antonio Luna Andrade justificó la medida tomada por su gente al precisar que sólo han ejercido su derecho a manifestarse, además de que –según él- este tipo de bloqueos sólo incomoda y perjudica a los que tienen sus bolsas llenas de dinero y a los que tienen resueltas sus necesidades de alimentación, escuela, salud, vivienda y de empleo.
Reiteró que la manifestación es por el bien de todos e incluso señaló que toda su militancia pudo concentrarse “por el favor de Dios”, aunque los automovilistas y todos los afectados por el bloqueo no coincidieron con su discurso y no dudaron en expresar su inconformidad.
Por último, aseguró que los cardenistas no cesarán en su lucha y que mantendrán su movimiento hasta ver cristalizadas sus demandas.