lunes, 1 de septiembre de 2014

Seis presas amenazan a la cuenca del río Bobos

Opción de Veracruz Virtual
Xalapa, Ver.



La Coordinadora Nacional Plan de Ayala se opuso al proyecto de instalación de seis presas hidroeléctricas en el río Bobos al advertir que de llevarse a cabo al menos unas 45 comunidades serranas de Altotonga y Tatatila sufrirían impactos ambientales delicados, entre estos la falta de agua.
En conferencia de prensa, Omar Gatica, representante de la organización, pidió a las autoridades federales convocar a la consulta ciudadana que ofreció el pasado 28 de julio y con ello escuchar y obedecer la decisión de los habitantes. 
Los proyectos de hidroeléctrica son: Dos Puentes, El Águila, Escalona, Tatatila, Escalona, Elia y San Pablo, sin que se cuente con un Estudio de Impacto Ambiental (MIA) que de manera global garantice la viabilidad de las obras.
A esta inconformidad se unieron los integrantes del Movimiento Social Independiente de Veracruz (Mosiv) y del Frente Indígena y Campesino de México (Ficam), quienes advirtieron oponerse a este tipo de megaproyectos sin que se lleve a cabo una consulta libre, previa e informada en cada una de las comunidades.
Omar Gatica sostuvo que la construcción de las presas amenaza con dar paso a una afectación ecológica sin precedentes, pues señaló que cada obra está a cargo de diversas empresas que “maquillan” las afectaciones y posibles daños ambientales para no ser detenidas.
Sostuvo que el pasado 6 de julio más de 400 integrantes de las organizaciones antes citadas detuvieron el avance de maquinaria de la empresa OHL México que pretendía iniciar trabajos de construcción para la casa de máquinas de la hidroeléctrica Tatatila.
Advirtió que al tratarse de seis proyectos grandes en el mismo río es necesario un MIA que incluya las seis presas, pues además de las 45 comunidades de Tatatila y Altotonga que serían afectadas directamente, podría haber otras de Tlapacoyan, Martínez de la Torre y Nautla que sufran estragos porque están contempladas por la cuenca del Bobos.
Finalmente, sostuvo que en caso de no llevarse a cabo la consulta pública, tal como lo prometieron las autoridades federales, de manera inmediata se convocará a una asamblea entre todas las comunidades de aquellos municipios para determinar las acciones que se tomarán como medida de protección al río Bobos.