miércoles, 1 de octubre de 2014

Además de manifestaciones podrían suscitarse enfrentamientos en Xalapa

Opción de Veracruz Virtual
Xalapa, Ver.

Foto: Archivo
Las calles de la entidad “se convertirán en campos de batalla” ante la pretensión de las autoridades de callar las voces de protesta de los diversos grupos sociales mediante el uso de la fuerza pública, dijo el secretario general de la Central Cardenista Campesina, Moisés Reyes Fausto.
Agregó que lejos de erradicar las diferentes inconformidades las medidas de presión tomadas lograrán que las protestas sean mayores y más radicalizadas, por lo que además de bloqueos podrían generarse enfrentamientos.
Dijo que la postura en contra de los grupos sociales que pretenden manifestarse sólo causará una mayor inconformidad, pues dijo que quienes se manifiestan de diversas formas lo hacen porque la autoridad los agrede y ofende con sus malas acciones y desatenciones.
Sostuvo que las concentraciones y protestas masivas tendrán más presencia en esta capital, por concentrar los poderes.
Advirtió la grave descomposición social que se vive en el país y que es motivada por la falta de resultados que acaben con la terrible desigualdad social, el hambre, la inseguridad y la falta de crecimiento económico.
Incluso, señaló que lo grave del asunto es que el diputado local priista Adolfo Jesús Ramírez Arana pretende desaparecer los artículos octavo y noveno de la Constitución General de la República que actualmente establecen que los funcionarios y empleados públicos respetarán el ejercicio del derecho de petición, siempre que ésta se formule por escrito, de manera pacífica y respetuosa.
Agregó que la ley también establece que no se podrá coartar el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito, pero solamente los ciudadanos de la república para tomar parte en los asuntos políticos del país. 
Abundó que sería importante que el Instituto Nacional Electoral (INE) en los próximos procesos electorales incorpore como requisito que los que aspiren a formar parte del Poder Legislativo a todos sus niveles tengan los mínimos conocimientos del orden constitucional y sus leyes en las diversas materias, pues dijo que “todo parece indicar que se necesita ser burro para proponer una legislación anticonstitucional que goza del repudio de la mayoría de la población“.
Por último, propuso que se debería llamar a la cordura a los representantes populares para que realicen propuestas cuerdas y que realmente sean de beneficio para los veracruzanos.