miércoles, 15 de octubre de 2014

Campesinos del norte toman a la Sedarpa, exigen liberación de proyectos

Opción de Veracruz Virtual 
Ángel García
Xalapa, Ver.


La pobreza y el hambre se mantienen en comunidades marginadas del norte y sur de la entidad ante la falta de apoyo de la Sedarpa para poner en marcha más de 200 proyectos productivos que son fundamentales ante la necesidad de un sinnúmero de familias vulnerables, dijo Francisco Hernández, representante de la organización Campesinos Unidos del Norte de Veracruz.
Al manifestarse en las oficinas centrales de la Sedarpa, situada en la avenida Américas, los labriegos exigieron la liberación inmediata de los proyectos productivos al precisar que desde 2010 se les ha asegurado que ya están autorizados.
Sin embargo, según su representante, a la fecha siguen en espera de que el recurso les sea entregado y que ante la falta de apoyo la pobreza y la necesidad no han dejado de ser latentes en diversas comunidades de Álamo, Tantoyuca, Pánuco, Tuxpan, Tamiahua, Coatzacoalcos, Las Choapas y Cosoleacaque, entre otras.
Explicó que los proyectos se encuentran enfocados en actividades de agricultura y ganadería que prometen generar riqueza en sus poblados y con ello generar fuentes de empleo y frenar la migración que aún es común en algunas comunidades.
Dijo que todos los agremiados a la organización Campesinos Unidos del Norte de Veracruz son humildes y de escasos recursos, por lo que pidió la sensibilidad de las autoridades de la Sedarpa y no retener más los recursos que ellos requieren para salir de la pobreza.
Pidió no concentrar toda la atención y recursos al desarrollo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 y dar apoyo incondicional a todo el sector campesino al advertir que es el más vulnerable de toda la sociedad.
Incluso, sostuvo que es una injusticia que quienes viven en el campo y dedican su vida a la producción de alimentos sean los que más sufren para alimentarse y los que menos poder de adquisición tienen.
Los quejosos se plantaron de manera pacífica en la puerta principal de la Sedarpa y pidieron ser escuchados por los directivos para solicitar una pronta respuesta favorable.
Finalmente, los campesinos aceptaron esperar un poco más la resolución de la Sedarpa, de lo contrario advirtieron que tomarán medidas de presión más drásticas.