viernes, 31 de octubre de 2014

Músicos que brindaron servicio al Gobierno estatal siguen sin recibir su pago

Ángel García
Xalapa, Veracruz

Agremiados al Sindicato Único de Sonideros del Estado de Veracruz (Susev) se plantaron en la plaza Sebastián Lerdo de Tejada y bloquearon la calle Enríquez de forma intermitente para exigir a las autoridades estatales el pago de 800 mil pesos que –aseguraron- les adeudan desde 2012.
Dijeron que este incumplimiento mantiene en aprietos económicos a más de 7 familias, además de otros cien músicos ajenos al sindicato que tampoco han recibido el pago por sus servicios.
Criticaron que para los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 se destinen grandes cantidades de dinero, mientras que las deudas con los sonideros y empresarios, entre otros, aún sigan pendientes.
Según Juan Emilio Rodríguez Cruz, uno de los agraviados, los sonideros han prestado sus servicios durante años a las autoridades estatales, en especial con la Coordinación de Valores Cívicos y Culturales, sin que anteriormente se hubiera registrado un prolongado retraso en el pago.
Abundó que desde hace 2 años se les ha notificado que no les pagarán por falta de recursos económicos y que la liquidación de la deuda podría darse en mensualidades sin que a la fecha se cuente con avances.
Detalló que la deuda ha ido en aumento. El pendiente de 2012 son 120 mil pesos; de 2013 son 489 mil 356 pesos y el del presente año son 155 mil 556, lo que en total suman 764 mil 912 pesos, sin contar los intereses que podrían elevar la sum a unos 800 mil pesos.
Desde temprana hora los agremiados al Susev se colocaron con pancartas en la plaza Lerdo para hacer pública su demanda. En la manifestación participaron menores de edad, hijos de los sonideros, para demostrar la necesidad de recibir el pago lo más pronto posible.
El dirigente sindical subrayó que el pago es de vital importancia al explicar que cada peso que les deben corresponde al fruto de su trabajo que no han podido disfrutar porque se encuentra retenido.
Al sentirse ignorados durante su plantón, los quejosos realizaron un bloqueo intermitente sobre la calle Enríquez. El tráfico no tardó en complicarse y con ello se atrajo la atención de la Dirección General de Política Regional del Estado que luego de escuchar a los inconformes se comprometió a realizar las gestiones necesarias para que su pago sea otorgado lo más pronto posible.