lunes, 17 de noviembre de 2014

Benitez Obeso reabrirá caso Finamed

Ángel García
Xalapa, Veracruz

El secretario de Salud, Fernando Benítez Obeso, dijo que el caso Finamed será reabierto para continuar con el proceso correspondiente y con ello establecer la situación legal del equipo que fue concesionado para su operación en 12 hospitales del estado.
Entrevistado previo a la entrega del “IV Informe de Gobierno”, sostuvo que actualmente se analiza el caso con un nuevo equipo jurídico de la Secretaría de Salud y con ello determinar qué es lo que más conviene para el estado y para los pacientes, pues detalló que el proceso de expropiación se había cancelado ante el desistimiento de las autoridades.
Aunque no precisó cuándo podría retomarse con un mayor empuje el caso, aseguró que todo se hará con total apego a la ley para garantizar el óptimo servicio en los hospitales en beneficio de los veracruzanos.
Con relación a las denuncias de corrupción y compra de plazas en agravio de dicha secretaría realizadas por su antecesor Juan Antonio Nemi Dib, precisó que la Contraloría General del Estado es la que realiza las revisiones correspondientes 
Dijo que a pesar de dichas declaraciones a la fecha se carece de denuncias oficiales ante el Ministerio Público que fortalezcan lo dicho por el exsecretario de Salud, sin embargo, aseguró que la Contraloría General del Estado realiza investigación interna y que en caso de comprobarse un ilícito se procederá conforme a derecho.
En otro orden de ideas, el titular de Salud en el estado exhortó a la población en general a protegerse de las bajas temperaturas para prevenir las enfermedades de las vías respiratorias en esta temporada de fríos.
Dijo que es común que en estas fechas y aún más en el invierno que estas enfermedades aumenten entre la población de un 25 a un 30 por ciento, principalmente en las zonas serranas.
Señaló enero y febrero son los meses de mayor riesgo porque en esos meses las bajas temperaturas llegan a ser extremas.
Por último, sostuvo que la vacunación suele ser una buena medida de prevención para las enfermedades de las vías respiratorias, además de que se necesita que la población, en especial los menores de edad y los adultos mayores, no se exponga a los cambios de temperatura para evitar estos padecimientos.