viernes, 7 de noviembre de 2014

Exigen taxistas entrega de concesiones prometidas desde hace 4 años

Ángel García
Xalapa, Veracruz

Integrantes del Frente Auténtico de Trabajadores Taxistas Independientes (FATI) marcharon por las principales calles de la zona centro de esta capital para exigir la entrega inmediata de 115 concesiones que les fueron prometidas desde hace cuatro años. También denunciaron el supuesto acoso que sufren de parte de Transporte Público Estatal.
Según su dirigente, Óscar Marín Trujillo, las concesiones son del beneficio para un igual número de ruleteros de diversos municipios, entre estos Jalacingo, Las Vigas, Xalapa y Chiconquiaco, que las anhelan con la esperanza de mejorar la calidad de vida de sus familias.
Acusó que la Dirección de Transporte Público Estatal se niega a darles una respuesta favorable, a pesar de que cada una de las solicitudes se encuentra debidamente estructurada.
A su paso los quejosos bloquearon momentáneamente la circulación sobre la avenida Ávila Camacho, Zaragoza y Enríquez, lo que fue suficiente para causar un embotellamiento.
El movimiento inició alrededor de las 12:00 horas y su dirigente abundó que hace medio año también se manifestaron porque una de sus unidades fue retenida durante casi dos meses sin un motivo debidamente justificado.
Abundó que el acoso es común y que diariamente afecta la economía de los ruleteros que, al sufrir el decomiso de sus unidades, dejan de percibir importantes ingresos económicos.
Comentó el caso del taxi número económico 6641, asignado a su corporación, fue decomisado de manera reciente debido a que circulaba con un permiso supuestamente clonado, a pesar de que el conductor se respaldó únicamente con documentos originales. El vehículo estuvo en el corralón durante toda una semana.
Reiteró que desde 2010 se encuentran pendientes las 115 concesiones que según les serían entregadas sin mayores contratiempos. Los manifestantes amenazaron con plantarse de forma permanente en la plaza Sebastián Lerdo de Tejada en espera de la satisfacción de sus demandas, lo que orilló al personal de la Dirección General de Política Regional del Estado a negociar con ellos en busca de posibles soluciones.