miércoles, 12 de noviembre de 2014

Falta de documentos que acrediten propiedades, principal traba para acceder a los apoyos: Semarnat

Ángel García
Xalapa, Veracruz

La falta de comprobación legítima de la propiedad de la tierra es uno de los principales trabas que impiden la autorización de proyectos productivos en beneficio de los campesinos, dijo el subdelegado de Gestión Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) Jorge Santander Espinosa.
Abundó que esta situación no sólo es un problema que se padece en la entidad, sino en todo el país, donde el no poder demostrar la legal tenencia de la tierra genera diversas dificultades a los labriegos.
Abundó que ante esta situación son muy pocos los proyectos productivo que se pueden respaldar, a pesar de que hay muchos interesados en obtener apoyo para cultivar melina, teca, árboles de Navidad y otras plantas, según el ecosistema en el que se encuentren.
Sostuvo que de los 2 millones de árboles de Navidad que se consumen en el país apenas unos 800 mil son mexicanos y los demás importados de Canadá y Estados Unidos.
Agregó que Veracruz aporta 100 mil ejemplares que se producen en las 2 grandes zonas de las regiones del Cofre de Perote y Orizaba, respectivamente, además de que se cuenta con un gran potencial en otros lugares que no han sido explotados.
En la actualidad se cuenta con apenas 200 hectáreas plantadas con un aproximado de 95 mil árboles producidos en el estado y que no son suficientes para satisfacer la gran demanda, lo que obliga a dar paso a la importación.
El punto de registro de una plantación forestal de este tipo es bastante sencillo, sin embargo, según el funcionario federal el problema se debe a que la gente no se acerca a solicitar el apoyo o a darle seguimiento, además de que generalmente no pueden comprobar la posesión de la tierra para poder recibir el beneficio.
Además, destacó que la plantación comercial de árboles de Navidad forma parte de una cadena productiva y de ingreso para los silvicultores, por lo que exhortó a los compradores a realizar la adquisición de estas especies únicamente con productores locales.
Finalmente, dijo que además de los manchones por excelencia en la producción de árboles de Navidad en Perote y Orizaba se cuenta con otras zonas menos productivas en la región montañosa de Huayacocotla, donde además se registra una competencia muy fuerte con el estado de Hidalgo en este tipo de comercialización.