lunes, 17 de noviembre de 2014

Mentira que Sedesol tenga un atraso con municipios indígenas: Carvallo Delfín

Ángel García
Xalapa, Veracruz

La Secretaría de Desarrollo Social del estado (Sedesol) atiende a casi un millón de veracruzanos de los pueblos originarios asentados en la entidad para que gocen de mejores condiciones de vida, dijo su titular Jorge Carvallo Delfín.
Entrevistado en el marco de la entrega del “IV Informe de Gobierno”, rechazó las declaraciones de alcaldes de municipios indígenas de las zonas serranas que denunciaron un supuesto retraso en programas de infraestructura y desarrollo social, pues reiteró que la Sedesol trabaja de manera constante y con empeño en beneficio de las trece etnias establecidas en el territorio veracruzano.
Además, destacó que se ha impulsado una ley indígena beneficiara y que no se ha dejado de insistir ante el Congreso Local para que otorgue su autorización y con ello se pueda establecer el Congreso Indígena Veracruzano. 
Asimismo, precisó que se está a la espera de que el Senado de la República dé su visto bueno para que el presidente del Consejo Supremo Totonaco, Don Juan Simbrón, reciba la medalla “Belisario Domínguez” como representante de los pueblos indígenas en el país. 
Agregó que con la autorización de la creación de la Comisión Edilicia de Desarrollo Social y Humano en los 212 ayuntamientos las políticas públicas podrán mejorarse para alcanzar la meta de la reducción de la pobreza extrema en un 50 por ciento a nivel estado. 
Destacó que tan sólo del 2010 al 2012 el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) destacó que en Veracruz se disminuyó notablemente la pobreza extrema en un 22.6 por ciento en beneficio de más de 300 mil familias veracruzanas.
En otro tema, aseguró que no tiene aspiraciones políticas en busca de alguna diputación federal y que por ahora se encuentra metido de lleno en la óptima aplicación de todos los programas de desarrollo social.
Por último, aseguró que no ha pensado en otro proyecto que no sea la Sedesol y al enfocarse al proceso electoral de 2015 garantizó el blindaje de cada uno de los programas sociales para evitar su mal uso o condicionamiento.