domingo, 30 de noviembre de 2014

Normalistas toman clases en escalinata de la catedral por #Ayotzinapa

Ángel García
Xalapa, Veracruz


Fotover
Estudiantes de la Benemérita Escuela Normal Veracruzana “Enrique C. Rébsamen” tomaron clases en las escalinatas de la catedral como parte de la protesta nacional en apoyo de Ayotzinapa.
Los normalistas cursan el quinto semestre de Educación Primaria y exhibieron pancartas en las que plasmaron: “Ya no queremos perder más clases, pero tampoco más vidas”.
Los estudiantes contaron con el apoyo de su docente Mario Peña, quien aseguró que el movimiento de los jóvenes será respaldado por los maestros siempre y cuando se desarrolle de manera pacífica.
A pesar de las bajas temperaturas, los estudiantes mantuvieron el orden en sus lugares improvisados y escucharon con atención las clases.
Previamente, los jóvenes se instalaron alrededor de las 9:30 horas en la plaza Sebastián Lerdo de Tejada con las fotografías de cada uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y exigieron su rescate con vida.
Pidieron la sensibilidad de aquellas personas que se sientan afectadas u ofendidas por las manifestaciones realizadas en todo el país por las distintas organizaciones civiles, estudiantes y padres de familia al precisar que el movimiento de lucha tiene una buena causa: el encontrar sanos y salvos a los estudiantes privados de su libertad ilegalmente en Guerrero.
Además, precisaron que la exigencia de justicia no sólo se centra en los 43 estudiantes desaparecidos, pues detallaron que a raíz de los hechos han salido a la luz varios crímenes, tal como lo demuestran las 341 fosas clandestinas encontradas en los últimos 60 días en aquella entidad, sin omitir las 22 mil 322 personas que –aseguraron- se encuentran como desaparecidas en todo el país.
Los estudiantes de la Normal Veracruzana calificaron como injusto que grupos ajenos al movimiento hayan causado desmanes para denigrar la imagen del movimiento.
Insistieron en que el movimiento nacional de apoyo a Ayotzinapa destaca por desarrollarse en medio de la civilidad, por lo que se deslindaron de todo acto vandálico que pueda continuar aprovechándose de la lucha ejercida por la sociedad con total apego a la ley con relación a estos hechos.
Finalmente, los normalistas recalcaron que seguirán en pie de lucha hasta lograr que se haga justicia, pues dijeron que a la fecha todos son afortunados de no formar parte de las estadísticas que mantienen la mirada del mundo sobre el país, en especial del estado de Guerrero.