domingo, 30 de noviembre de 2014

Prevé Conafor temporada alta de incendios forestales

Ángel García
Xalapa, Veracruz

Los vientos secos y fríos de la presente temporada advierten una difícil temporada de incendios forestales en 2015 porque favorecen a la proliferación de material combustible, dijo el delegado de la Conafor, Martín Gelasio Castillo Calipa.
Sostuvo que de manera reciente se registraron dos conflagraciones en la región boscosa del Cofre de Perote con daños en 5 y 1.5 hectáreas, respectivamente, la mayoría de pastizales, a pesar de que la temporada oficial de incendios forestales inicia en enero.
Precisó que además de favorecer a los incendios forestales las bajas temperaturas dañaron alrededor de cien hectáreas forestales en el municipio de Chilchotla que forma parte de las cuencas atmosféricas prioritarias, además de otras cinco hectáreas en Jalacingo y una igual superficie en Perote. En todos los casos se tiene previsto entregar plantas nuevas para iniciar lo más pronto posible el proceso de reforestación de las zonas afectadas.
Dijo que para prevenir mayores complicaciones a causa de estos fenómenos se llevan a cabo acciones de capacitación en materia de incendios forestales a los combatientes, además de la adquisición de equipo de motobombas.
Entrevistado previo a la inauguración del taller de preparación para la “Reducción de Emisión por Deforestación y Degradación del Bosque” (REDD), detalló que los incendios se registraron el miércoles y jueves pasados, además de que las conflagraciones fueron favorecidas por los vientos secos y fríos. Las causas de los siniestros se encuentran en investigación, pero no se descartan posibles quemas agropecuarias fuera de control.
Sostuvo que una de las estrategias para hacer frente a los incendios forestales consiste en la propuesta de presupuesto para el Programa de Empleo Temporal (PET) 2015 que empleará para el manejo de material combustible, más que para brechas cortafuegos.
Finalmente, señaló para el próximo año se aplicarán programas de brigadas rurales con una mayor prioridad en las regiones del Pico de Orizaba y del Cofre de Perote.