lunes, 1 de diciembre de 2014

Campesinos amenazan con incendiar la Sedarpa ante falta de entrega de apoyos

Ángel García
Xalapa, Veracruz

Fotover
Agremiados a la Asociación de Usuarios de Unidades de Riego de la Zona Centro tomaron las instalaciones de la Sedarpa y del Fideicomiso Veracruzano de Fomento Agropecuario (Fiverfap) y amenazaron con incendiarlas en demanda del pago de 2 millones 100 mil pesos que se encuentran pendientes desde hace un año. También bloquearon la avenida Américas.
De acuerdo con su presidente, Félix Viveros Cervantes, los campesinos de su asociación se encuentran dispuestos a tomar medidas más extremas, pues aseguró que de manera repetitiva los han citado a las oficinas centrales de la Sedarpa con la falsa promesa de entregarles el recurso que reclaman.
Los agricultores llegaron de los municipios de Actopan, Puente Nacional y Úrsulo Galván, para insistir en la necesidad de contar con ese recurso y con ello culminar seis unidades de riego que requieren para mitigar el efecto de la sequía en sus comunidades.
Ante la amenaza de incendio el secretario de Desarrollo Agropecuario, Manuel Emilio Martínez de Leo, atendió personalmente a los quejosos, quien les pidió un par de días para agilizar la entrega de los apoyos, además de que les recordó que hace unas semanas les dio un millón de pesos por adelantado.
El dirigente de los campesinos dijo estar consciente de que el incendiar las oficinas de la Sedarpa y del Fiverpaf, cercanas al edificio central, es constitutivo de un delito, pero abundó que “más vale una vez colorado que toda la vida pintos”.
Desde temprana hora los labriegos llegaron a las oficinas de la Secretaría situada en Américas y Revolución, donde aseguraron que mantendrían la civilidad siempre y cuando se les ofrezcan opciones confiables.
Félix Viveros Cervantes señaló que durante la última reunión con el secretario de la Sedarpa se les prometió pagarles el recurso que demandan del 27 al 31 de octubre, por lo que al pasar otro mes sin respuesta favorable optaron por manifestarse nuevamente y con la amenaza de incendiar el edificio.
Abundó que la violencia es innecesaria y agregó que al tratarse de una de las mejores medidas de presión, tal como sucede en Guerrero, su grupo estará dispuesto a todo en caso de que no reciban una pronta a su favor en esta semana. 
Finalmente, los inconformes dijeron que todo el tiempo han sido pacientes y tolerantes ante los incumplimientos de la Sedarpa y que al tener un nuevo rechazo se vieron en la necesidad de cerrar la avenida Américas, sin olvidar la amenaza de incendiar el edificio en caso de ser ignorados nuevamente.