No pueden exigir al pueblo más impuestos mientras existan casos como el de la "Casa Blanca": Ahued

  • Que Luis Videgaray haya adquirido una mansión con la misma constructora no es casualidad, asevera
Ángel García
Xalapa, Veracruz 

El diputado federal Ricardo Ahued Bardahuil, integrante de la Comisión de Hacienda ante el Congreso de la Unión, reconoció la importancia de la participación de la ciudadanía en el pago de impuestos y a la par luchar con total apego a la ley para erradicar aquellos que meten las manos a las arcas, de los contrario –advirtió- no habrá presupuesto que alcance para fomentar el desarrollo del país.
Durante la última reunión de trabajo de este año con integrantes de la Canacintra, citó que la corrupción es un problema grave en la nación y que la extorsión en todos sus sentidos es la que viene a empeorar estas problemáticas que dañan a ciudadanos y población en general.
Cómo ejemplo recordó que hace poco el precio del petróleo estuvo en 140 dólares por barril y que a pesar de ese beneficio no se sabe dónde quedaron las ganancias, pues “nada se hizo por modernizar al país”.
Agregó que en la actualidad el precio del petróleo cayó a 55 dólares por barril, lo que impedirá obtener atractivas ganancias “y menos en caso de que se les meta mano”.
Señaló que no se puede exigir al pueblo que pague impuestos mientras en el país exista tanta corrupción, además de la extorsión que no dejan de lacerar la economía y afectar las condiciones de vida de los ciudadanos.
Citó el caso del secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, quien adquirió una casa con valor de 7.5 millones de pesos con la empresa Grupo Higa, la misma que construyó “la famosa casa blanca”, no significa que en México se viva en un país de casualidades y que por ello se requiere terminar con todas las desmotivaciones que impiden a los ciudadanos pagar impuestos.
Agregó que la clase trabajadora que es cumplida con sus obligaciones fiscales representa la fibra que mantiene la economía del país, por lo que es necesario evitar la corrupción y la extorsión para que se mantengan con su compromiso, sin que corran el riesgo de irse a la quiebra.
Dijo que es lamentable que ante una obligación legal se tenga que pedir una “cuota”, pues con este tipo de acciones la ciudadanía cae en una total desmotivación y pierde la credibilidad ante las autoridades.
Por último, señaló que hoy en día los negocios son difíciles de mantener y más aún cuando se sufre de una “descarada corrupción”, por lo que pidió a todos aportar su grano de arena para abatir este tipo de situaciones y con ello una sana y adecuada economía en beneficio de la nación.


Lo más leído en opciondeveracruz.com