lunes, 30 de marzo de 2015

Con escasa participación se lleva a cabo “La hora del planeta”

 Ángel García
Xalapa, Veracruz


La Hora del Planeta tuvo escasa participación. A pesar del llamado de las autoridades del medio ambiente y ambientalistas para unirse al apagón voluntario que pretende sensibilizar sobre el uso desconsiderado de luz sólo las dependencias estatales y municipales lucieron en penumbras de 20:30 a 21:30 horas.
Las luces no esenciales de las secretarías de despacho, de La Araucaria, del Centro Administrativo Municipal (CAM) y de los Sistemas DIF Estatal y municipal, fueron apagadas para dar un respiro de 60 minutos al planeta tierra.
Por su parte, los centros comerciales y continuaron con el consumo de energía eléctrica cotidiano, al igual que las viviendas que, incluso, cuentan con focos para alumbrar sus fachadas.
La medida inició en Sídney, Australia, en 2007 y a la fecha participan más de 7 mil ciudades y 162 países que reconocen la importancia de sensibilizarse ante los efectos del Cambio Climático.
A pesar del llamado realizado por la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) y por activistas para que todos los veracruzanos se unieran a la hora de penumbra voluntaria la respuesta fue escasa, pues por todos lados podían apreciarse focos encendidos.
La Hora del Planeta es promovida por el Fondo mundial para la Naturaleza (World Wide Fund for Nature) y se lleva a cabo cada último sábado de marzo, cuando el mundo se une al apagado simbólico de las luces eléctricas.

Con esta acción se pretende fortalecer la sensibilidad de población sobre los efectos del cambio climático y tomar medidas para lograr la disminución de emisiones contaminantes, ahorrar energía y aminorar la contaminación lumínica.
Esta iniciativa mundial tiene la intención de que los ciudadanos se concienticen y la adopten de forma permanente, al grado de apagar las luces no necesarias en sus viviendas, edificios públicos o en cualquier lugar, para obtener beneficios económicos y ecológicos.