viernes, 24 de abril de 2015

Taxistas solicitan incremento a la tarifa mínima

Ángel García
Xalapa, Veracruz 



El dirigente del Movimiento Nacional del Transporte Multimodal de la Zona Sur, Jerónimo Zárate Rodríguez, pidió a las autoridades el incremento oficial de 18 pesos a la tarifa de taxi al recalcar que desde hace 13 años no ha tenido modificaciones, a pesar del aumento en el precio de las gasolinas y de las refacciones para sus vehículos. La tarifa actual data desde 2002 y ha dejado de ser redituable.
Reconoció que en algunos municipios como Xalapa la mínima ha llegado a pagarse, con el consentimiento del usuario, a 20 pesos, mientras que en otras localidades como Veracruz y Poza Rica, ha sido de 35 pesos.
También pidió poner un alto a la piratería al recalcar que en Coatzacoalcos y Poza Rica, entre otros municipios, circulan unidades clonadas o alteradas que ponen en peligro a los usuarios.
Abundó que de manera amable e insistente se ha pedido a las autoridades la actualización de la tarifa de taxis sin que a la fecha hayan obtenido respuesta favorable.
Señaló que en Coatzacoalcos los usuarios no pagan más de 13 pesos la tarifa mínima y que esta situación mantiene “ahorcados” a los concesionarios que se ven limitados para pagar las mensualidades de sus unidades.
Además, sostuvo que la tarifa mínima para taxi no alcanza ni para un litro de gasolina magna que se encuentra en 13.57 pesos.
Con relación a los taxis “pirata”, dijo que existen alrededor de 350 unidades irregulares o clonadas en Coatzacoalcos, Los vehículos circulan y ofrecen el servicio sin placas, sin número económicos y sin permisos, lo que representa un problema grave de seguridad para los usuarios que han llegado a sufrir violaciones y asaltos.
Agregó que en el puerto de Veracruz ocurre una situación similar, donde en las inmediaciones del mercado “Malibrán” se colocan taxis irregulares que no ofrecen algún tipo de garantías.
Por último, abundó, en Poza Rica los taxis hacen la función de colectivos y que llevan más de seis pasajeros al mismo tiempo, todos amontonados y sin contar al chofer, sin que las autoridades se atrevan a sancionarlos para ponerlos en regla.