Ecologista Universal sigue su lucha contra de Laguna Verde

Ángel García
Xalapa, Veracruz

A 30 años de lucha en contra de la planta nuclear de Laguna Verde, el Ecologista Universal inició ayer su viacrucis para insistir en el cierre de la central eléctrica al insistir en que representa un grave riesgo para la población en general, además de reiterar que el Plan de Emergencia Radiológico Externo (PERE) carece de estrategias bien definidas y de rutas de evacuación en buen estado.
Además, en este año el viacrucis del enmascarado contempla el rechazo al proyecto de las hidroeléctricas en la entidad, los altos precios de las gasolinas, la inconformidad por las reformas estructurales, el gasoducto, la fractura hidráulica y el Horario de Verano que inicia el próximo domingo, pues dijo que no se trata más que de proyectos que únicamente enriquecen a la clase económicamente alta.
El activista llegó minutos antes de las nueve de la mañana a la Catedral, donde fue recibido por el padre Rafael González para dar la bendición a él y a la cruz que llevará sobre su espalda. Posteriormente inició su camino de cuatro días a Laguna Verde. El recorrido contempla escalas en Plan del Río, Cardel, Cempoala, San Isidro y El Viejón, para finalmente llegar a Laguna Verde.
Durante todos estos años el luchador social ha tenido que “picar piedra” y aunque no se ha dicho cansado de tanto insistir reconoció que en ocasiones la postura de las autoridades impide que la población goce de verdaderos beneficios.
Bajo el lema “Respeto y cuidado a nuestra madre tierra", sostuvo que aún falta mucho por lograr un cuidado y la preservación de los recursos naturales, además de que la corrupción que existe en las instituciones impide mayores resultados.
Enmascarado y con su tradicional atuendo verde con amarillo, agregó que la corrupción genera un grave daño al medio ambiente, pues basta con otorgar permisos de forma indiscriminada para terminar con las áreas verdes y reservas territoriales.
Señaló que los planes de los gobiernos siempre se han centrado en beneficiar a las empresas privadas, a quienes incluso se les han otorgado propiedades y autorizado proyectos, a costa del daño ecológico.
Recalcó el riesgo que representa la planta nuclear de Laguna Verde al reiterar que al carecer de un debido plan estratégico para actuar en caso de emergencia podrían replicarse siniestros graves como el de Chernobyl, Rusia, registrado el 26 de abril de 1986.
Por último, dijo que no es necesario esperar tragedias para actuar, por lo que pidió a las autoridades reflexionar sobre los peligros que se corre en comparación de los beneficios que ofrece la central nuclear

Lo más leído en opciondeveracruz.com