jueves, 30 de abril de 2015

Peligroso violador opera en el cerro de Macuiltépetl, 12 policías no se dan abasto para localizarlo

Ángel García
Xalapa, Veracruz 

Al menos unas 12 mujeres han sido atacadas sexualmente en el parque ecológico Macuiltépetl de 2014 a la fecha, dijo Margarita Arellano Hernández, presidenta de la asociación “Mujer, soy la voz de Veracruz”.
Sostuvo que las agresiones se han perpetrado especialmente en contra de jovencitas que acuden a ejercitarse durante las mañanas y que ante la falta de vigilancia y presencia policiaca los vecinos se encuentran decididos a iniciar un movimiento de defensa.
Manifestó que los hechos no han sido denunciados oficialmente en su totalidad por miedo a represalias, aunque aseguró que se cuenta con testimonios de deportistas que han descubierto y auxiliado a las agraviadas.
En conferencia de prensa y acompañada de vecinos de las inmediaciones del Cerro de Macuiltépetl, señaló que el último caso de ataque sexual se registró el pasado domingo y que la víctima, al ser interceptada por el agresor, gritó por ayuda sin que los policías responsables de vigilar ese lugar la escucharan o atrevieran a darle apoyo.
Además, aseguró que los efectivos de la Fuerza Civil que supuestamente deben recorrer el parque ecológico se la pasan entretenidos con sus celulares o de plano concentrados en un solo lugar, lo que favorece a los delincuentes.
Detalló que en el Cerro de Macuiltépetl hay 12 policías que deben coordinarse para recorrer la pista y las veredas del parque para garantizar la seguridad de los paseantes y deportistas, sin embargo, recalcó que los uniformados han resultado muy poco efectivos, al grado de registrarse las violaciones de mujeres, robos y asaltos, a cualquier hora. 
Señaló que los deportistas aseguran tener identificados a dos posibles atacantes y que incluso se cuenta con retratos hablados que podrían facilitar sus aprehensiones.
Del total de los casos de violación apenas unos cuatro han sido denunciados oficialmente porque la mayoría de las agraviadas se encuentran temerosas o desconfiadas de las autoridades.
Por último, pidió a la Secretaría de Seguridad Pública, la Fiscalía General del Estado y al Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM) no pasar por alto esta problemática al advertir que las agresiones no han dejado de ser constantes y que en cualquier momento podrían tornarse más violentas.