sábado, 16 de mayo de 2015

Denuncian falsificación de boletos de taxis controlados en CAXA

Opción de Veracruz Virtual
Xalapa, Veracruz

Taxistas acreditados que ofrecen sus servicios en la Central de Autobuses de Xalapa (CAXA) denunciaron la supuesta falsificación de boletos cometida por algunos ruleteros libres con el afán de acaparar el pasaje principalmente durante la madrugada.
Los quejosos, que pidieron el anonimato por miedo a represalias, pidieron a través de Diario de Xalapa la intervención inmediata de los directivos de la central camionera al advertir que esta situación pone en riesgo a los pasajeros.
Agregaron que el bloqueo realizado de manera reciente por taxistas libres en CAXA se encuentra fuera de lugar, pues destacaron que a diferencia de ellos los taxistas acreditados se encuentran debidamente registrados, además de que cada uno pagó 7 mil pesos por un engomado que les autoriza brindar el servicio en la central, sin omitir que han acudido a cursos especiales y obligatorios y que por cada viaje que realizan desde la terminal se les descuenta un 12 por ciento.
Dijeron no estar en contra de que los demás taxistas den servicio en la central camionera, siempre y cuando se regularicen. Además, precisaron que a ningún taxista se le impide entrar con pasaje, pues los limitantes sólo impiden levantar usuarios en las instalaciones en caso de carecer de la acreditación correspondiente.
Sostuvieron haber decomisado recientemente un par de boletos clonados que le entregaron a Luis Manuel Campos Núñez, dirigente de los taxistas controlados, quien les aseguró que procedería legalmente en contra de quienes resulten responsables.
Advirtieron que los taxistas libres comúnmente hacen de las suyas durante las madrugadas ante la falta de una mayor vigilancia en la Central de Autobuses de Xalapa. La situación ha sido constante desde hace dos meses en agravio de los ruleteros controlados.
Detallaron que al menos son 70 taxistas los que han invadido el servicio de CAXA y que ante la falta de rigidez el número podría incrementarse en cuestión de tiempo.
Dijeron que los choferes controlados son obligados a usar uniforme, llevar el carro extremadamente limpio y a formarse, sin bajar de las unidades, al área destinada exclusivamente para ellos, mientras que los demás taxistas actúan con un descontrol total y levantan pasaje en cualquier lugar, a pesar de las restricciones.
Finalmente, acusaron que los ruleteros libres prácticamente arrebatan las maletas a los pasajeros que llegan a CAXA para acaparar el servicio que, subrayaron, cobran mucho más caro ante el desconocimiento de los usuarios, en especial los que visitan por vez primera esta capital.