martes, 26 de enero de 2016

Empleados de las 11 Jurisdicciones Sanitarias del Estado exigen pagos atrasados

Ángel García
Xalapa, Veracruz 

Trabajadores de las 11 Jurisdicciones Sanitarias del Estado, adscritos a la Estrategia Nacional para el Control y la Atención de la Diabetes, Obesidad y Riesgo Cardiovascular, exigieron a la Secretaría de Salud el pago de 4 millones de pesos que, aseguraron, esta dependencia les adeuda desde agosto de 2015 en agravio de 43 empleados.
Los afectados se manifestaron en las oficinas centrales de los Servicios de Salud de Veracruz (Sesver), donde señalaron que el pago se les prometió en una sola exhibición, sin que a la fecha se haya liberado el recurso que se merecen por haber cumplido con un contrato del 16 de agosto al 31 de diciembre del año pasado.
Los empleados fueron recibidos por el personal administrativo de Sesver, quien les garantizó el pago que reclaman para más tardar el próximo viernes.
De acuerdo con Iroel Sosa Jiménez, uno de los inconformes, los afectados han trabajado durante cinco años seguidos para Sesver y que esta es la primera vez que les quedan mal con el pago.
Abundó que anteriormente el recurso se les entregaba vía nómina y que el último contrato estableció que su pago sería por honorarios, lo que posiblemente incluyó en su retraso.
Señaló que de manera insistente buscaron un acercamiento con las autoridades administrativas sin obtener una respuesta favorable, por lo que finalmente decidieron reunirse en esta capital para protestar en la entrada principal de las oficinas centrales de Sesver.
Los manifestantes iniciaron la protesta alrededor de las 9:00 de la mañana. Cada uno de los empleados inconformes levantó una cartulina para hacer públicas sus demandas, además de que colocaron una lona en el portón principal para exigir de manera inmediata el pago pendiente.
Al paso de unos minutos los quejosos fueron atendidos por el personal de administración de Sesver, quien les pidió esperar para que a más tardar el próximo viernes comience a fluir el recurso.
La manifestación se desarrolló de manera pacífica y llamó la atención de la gente que pasaba por el lugar y que de primera intención imaginó que se trataba de un paro general en las oficinas centrales de la Secretaría de Salud.
Finalmente, los trabajadores levantaron la manifestación alrededor de las 11:00 de la mañana y se dijeron dispuestos a volver a manifestarse en caso de que su pago no se haga efectivo durante la fecha acordada.