lunes, 18 de septiembre de 2017

Indignados y dolidos, cientos marcharon por justicia para Mara Fernanda

Foto de Joel Hurtado Ramón
Eliseo Tejeda Olmos
Xalapa, Veracruz

La indignación y el dolor llevaron a cientos de hombres, mujeres, jóvenes y adultos, amigos y familiares de Mara Fernanda Castilla Miranda, a protestar en una marcha de demanda de justicia por el feminicidio cometido en contra de la estudiante universitaria, de 19 años de edad y originaria de la ciudad de Xalapa, cometido por el chofer de un automóvil asociado a la empresa Cabify que presta el servicio de transporte público de pasajeros en la ciudad de Puebla, detenido e identificado por la Fiscalía General del Estado como Ricardo Alexis "N".
Una de las primeras consecuencias para dicha empresa, fue que a partir de las 0:00 horas del sábado 16 de septiembre le fue cancelada la concesión para prestar el servicio de transporte público de pasajeros para todas las unidades asociadas a Cabify, informaron conjuntamente la Secretaría de Gobierno del estado de Puebla y la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, por lo que se prevé desaparezca dicha compañía.
Foto de Joel Hurtado Ramòn
La marcha de protesta partió desde un costado del Teatro del Estado "Ignacio de la LLave" y bajó por la avenida Ávila Camacho hacia la plazoleta Lerdo, frente al Palacio de Gobierno. Antes de partir, la madre de Mara Fernanda dio un breve mensaje a los participantes en la marcha en el que destacó que la protesta de tantas personas, no solamente en la capital del estado de Veracruz, sino en otras ciudades veracruzanas e incluso de otros estados de la República, sirva para que la muerte de su hija no quede impune y se haga justicia, además que se le de una mayor atención de parte de las autoridades a los cada vez más frecuentes casos de feminicidio que se presentan en todo el país.
A medio camino, en el Monumento a la Madre ubicado sobre la avenida Ávila Camacho, la marcha hizo una pausa para escuchar a la hermana de María Fernanda, quien agradeció la solidaridad de los asistentes y les expresó con voz entrecortada el agradecimiento de su familia por acompañarlos en su indignación y dolor que, dijo, "ninguna familia merece sufrir".
Foto de Joel Hurtado Ramòn
La gente retomó el camino y la marcha llegó hasta el centro de la ciudad y terminó en la plazoleta Lerdo, donde se gritaron consignas de justicia para  las víctimas de feminicidio y el hasta ahora pronunciamiento sin efectividad de "ni una más". Muchos asistentes, mujeres y hombres, no pudieron detener una lágrima de indignación y dolor por la joven asesinada sin motivo alguno, que murió solamente por ser mujer y a la que, como se ve con frecuencia en las redes sociales, no han faltado quienes la critican y condenan sin siquiera haberla conocido y justificando con sus comentarios la muerte de la estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla.